Este espacio tiene como finalidad dar a conocer el contenido del RD-Ley 6/2012, modificado posteriormente por la Ley 1/2013, la Ley 25/2015 y Real Decreto-ley 5/2017, con el fin de ayudar a las familias que padecen dificultades económicas y no pueden hacer frente al pago de la hipoteca de su vivienda habitual.

El Código de Buenas Prácticas contempla una serie de medidas para aquellos deudores que cumplen una serie de requisitos para estar dentro del denominado “umbral de exclusión”, lo que da derecho a reestructurar la deuda hipotecaria y al alquiler en caso de ejecución de la vivienda habitual (cuyo lanzamiento haya sido suspendido, o se suspenda, de acuerdo con la Ley 1/2013).

Banco Santander firmó voluntariamente su adhesión a esta Normativa.

A continuación, se detallan los aspectos más relevantes a tener en cuenta y la correcta forma de proceder en la gestión de una solicitud.


¿QUÉ MEDIDAS?

¿QUIÉN PUEDE ACOGERSE?

¿CÓMO SOLICITAR?

DOCUMENTACIÓN ACREDITATIVA

La parte más importante de la normativa legal establece, en primer lugar, la Reestructuración del Préstamo Hipotecario. Dicha Reestructuración conlleva una rebaja del tipo interés, instauración de periodo de carencia y ampliación del plazo de amortización.

Para poder abordar dicha reestructuración el CBP presenta un procedimiento que busca la viabilidad financiera, detallando 3 medidas (1º Reestructuración. 2º Quita. 3º Dación), y un derecho de alquiler en caso de ejecución de la vivienda habitual, siendo los rasgos principales**:


El CBP está pensado para proporcionar ayuda a todas aquellas familias que padecen dificultades económicas y no pueden hacer frente al pago de la hipoteca de su vivienda habitual y estén en situación de especial vulnerabilidad. Para acogerse a las medidas del CBP deben cumplirse una serie de requisitos de carácter personal (familiares, económicos…) y de carácter objetivo (contractuales) establecidos en la norma.

El Real Decreto presenta la reestructuración viable de las deudas con garantía sobre la vivienda habitual del deudor que se encuentra en el umbral de exclusión. El procedimiento se aplicará* a aquellos clientes que sean personas físicas y que tengan suscritos con el Banco contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria sobre la primera vivienda o vivienda habitual, vigentes a la fecha de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 6/2012, así como aquellos formalizados con posterioridad a dicha fecha y que se encuentren situados en el umbral de exclusión de acuerdo con los requisitos definidos en la normativa.

A continuación, se presentan los principales requisitos** necesarios para saber si cumple o no con las condiciones necesarias para acogerse al CBP:

  • 1 a 6: Para aplicar las medidas de reestructuración.
  • 1 a 7: Para aplicar las medidas de quita, dación en pago y alquiler social.

CIRCUNSTANCIAS RELATIVAS AL CONTRATO

  1. Contrato. Contrato de préstamo o crédito con Banco Santander.
  2. Vivienda habitual. Garantizados con hipoteca inmobiliaria sobre la vivienda habitual.
  3. Precio de adquisición. Cuyo precio de adquisición no hubiese excedido de los valores recogidos en el Anexo 1.

Se considerará que el titular está dentro del umbral de exclusión cuando concurran las circunstancias 4-7.

CIRCUNSTANCIAS RELATIVAS AL TITULAR

  1. Ingresos. Ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere:
  • 3 veces IPREM**.
  • 4 veces IPREM: Miembro discapacidad > 33%, dependencia o enfermedad que incapacite laboralmente.
  • 5 veces IPREM: Deudor hipotecario con discapacidad psíquica > 33%, física > 65%, enfermedad incapacite laboralmente.
  1. Vulnerabilidad. Que en los cuatro años anteriores a la solicitud, en la unidad familiar se haya producido:

a.- una alteración significativa en sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda o

b.- hayan sobrevenido circunstancias familiares de especial vulnerabilidad (familia numerosa, monoparental con hijos a su cargo, familia con menores, violencia de género, mayores de 60 años, discapacidad).

  1. Tasa de esfuerzo. Que la cuota hipotecaria supere, respecto a los ingresos netos de la unidad familiar, el 50%, o, el 40% cuando alguno de los miembros de la unidad familiar tenga una discapacidad superior al 33% situación de dependencia o enfermedad que le impida realizar una actividad laboral.
  2. Falta de solvencia. Deberán concurrir todos los supuestos siguientes:
  • El conjunto de la unidad familiar carezca de otros medios suficientes con los que hacer frente a la deuda.
  • La vivienda sea la única en propiedad, y que el préstamo se haya concedido para la adquisición de la misma.
  • El contrato carezca de otras garantías, reales o personales.
  • En el caso de existir codeudores que no formen parte de la unidad familiar, deberán cumplirse las circunstancias 5 y 6.

A continuación se amplía la información (para conocer el detalle consulte las Instrucciones) sobre la correcta forma de proceder durante el proceso de solicitud de la Reestructuración de la deuda hipotecaria:


Para poder dar curso a su solicitud deberá recabar la documentación original completa, según se describe en el checklist de documentación acreditativa. Con el fin de evitar retrasos innecesarios, el solicitante debe ser especialmente cuidadoso en recoger toda la documentación necesaria y enviarla siguiendo los pasos de la pestaña ¿Cómo solicitar? y atendiendo a las indicaciones detalladas en las Instrucciones.

La concurrencia de las circunstancias que sitúan a los deudores en el “umbral de exclusión” introducidas en la pestaña “¿Quién puede acogerse?” se acreditará ante el banco mediante la presentación de los siguientes documentos.

  1. Percepción de ingresos por los miembros de la unidad familiar
  • Certificado de rentas y en su caso impuesto de patrimonio expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria o el órgano autonómico competente, con relación a los últimos cuatro ejercicios tributarios.
  • Certificado acreditativo de los salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las Comunidades Autónomas y las entidades locales.
  • En caso de trabajador por cuenta propia, si estuviera percibiendo la prestación por cese de actividad, el certificado expedido por el órgano gestor en el que figura la cuantía mensual percibida.
  • Últimas tres nóminas percibidas.
  • Certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  1. Número de personas que habitan la vivienda
  • Libro de familia o documento acreditativo de la inscripción como pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  1. Titularidad de los bienes
  • Certificados de titularidades expedidos por el Registro de la Propiedad en relación a cada uno de los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de constitución de la garantía hipotecaria, y otros documentos justificativos, en su caso, del resto de garantías reales o personales constituidas si las hubiere.
  1. Declaración responsable del deudor
  • Declaración responsable del deudor relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse situado en el
  • umbral de exclusión, según el modelo aprobado por la comisión constituida para el seguimiento del cumplimiento de Código de Buenas Prácticas (Incluida en el formulario de solicitud).
${loading}
×