Diferencias entre Sociedad Limitada y Sociedad Anónima

La Sociedad Limitada y la Sociedad Anónima son las figuras más usuales para la constitución de una empresa.

La Sociedad Limitada (SL) o Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) es una sociedad mercantil con personalidad jurídica cuyo capital está dividido en participaciones iguales, acumulables e indivisibles. Sus socios no responden personalmente de las deudas contraídas por la sociedad, sino tan solo con el capital aportado.

Por su parte, la Sociedad Anónima (SA), es también una sociedad mercantil con personalidad jurídica, pero en ella su capital está dividido en acciones. Estas acciones pueden tener distinto valor nominal o tener vinculados diferentes privilegios, y pueden transmitirse libremente. Además, los accionistas no responden con su patrimonio personal de las deudas de la sociedad, tan solo hasta la cantidad de capital que hayan aportado.

En ambos casos el número de socios para constituir la sociedad puede ser de uno o más.Una vez conocida la definición de ambas sociedades, veamos las diferencias entre la Sociedad Limitada y la Sociedad Anónima:

Capital inicial 

Para constituir ambas sociedades es necesario una aportación inicial de capital, que en el caso de la Sociedad Limitada es de tan solo 3.000 euros y en el caso de la Sociedad Anónima asciende a 60.000. En la SL el capital inicial puede suscribirse y desembolsarse totalmente  en el momento de constituir la sociedad, y puede ser en metálico, bienes o derechos, mientras que en una SA solo es necesario que esté suscrito y desembolsado el 25% del capital.

Transmisión

La transmisión de las participaciones sociales de una Sociedad Limitada está restringida, y debe hacerse conforme a los estatutos de la misma, o supletoriamente, conforme a la Ley, en el caso de que los estatutos no regulen el régimen de transmisión de participaciones. Hay que comunicar la intención de venderlas, el número de participaciones que se quieren vender y su precio; el resto de socios tendrá un derecho preferente de adquisición. Además, esta transmisión se realizará en documento público. Por su parte, la transmisión de las acciones de una Sociedad Anónima es libre, una vez inscrita la sociedad en el Registro Mercantil, mediante un negocio entre las partes (normalmente una compraventa) y la entrega de los títulos.

Tipo de actividad

Una SL puede realizar prácticamente cualquier actividad, excepto aquellas que están reservadas por Ley a las Sociedades Anónimas, como sociedades bancarias, gestoras de fondos de pensiones, de seguros, etc. También tendrán que ser SA aquellas empresas que quieran cotizar en bolsa. Las SL están pensadas para  pequeñas y medianas empresas con pocos socios, empresas de carácter familiar o sociedades profesionales que no necesitan un gran desembolso de capital, mientras que las SA se adaptan mejor a actividades en las que se necesite un mayor número de socios para lograr un mayor capital y se prevea una mayor movilidad del mismo.

Te puede interesar

×
${loading}
×