El covid-19 ha supuesto una crisis sin precedentes. Para reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia, la Unión Europea ha aprobado el mayor paquete de estímulo de su historia, que combina el presupuesto a largo plazo de la Unión (el Marco Financiero Plurianual 2021-2027) con un instrumento temporal para impulsar la recuperación, denominado NextGenerationEU. El montante económico supera los 1,8 billones de euros

Este plan de recuperación para Europa tiene como objetivo favorecer la salida de la crisis y sentar las bases de una Europa moderna, más ecológica, sostenible, digital y resiliente, y mejor adaptada a los retos actuales y futuros. 

Marco Financiero Plurianual 2021-2027

El plan de recuperación para Europa se dota, en primer lugar, con los recursos del marco financiero plurianual de la Unión Europea. Este es un plan de gasto plurianual que transforma en términos financieros las prioridades de la UE y limita el gasto durante un período determinado. El próximo Marco Financiero Plurianual, para el período 2021-2027, asciende a 1.074 millones de euros.

El presupuesto a largo plazo de la Unión está dirigido a transformar la economía, reforzar el mercado único, impulsar la doble transición ecológica y digital e intensificar la cooperación en seguridad y defensa.

NextGenerationEU 2021-2026

La novedad del esfuerzo económico que hará la Unión para recuperarse de las consecuencias de la crisis del covid-19 es la puesta a disposición de los países miembros de NextGenerationEU. Se trata de un instrumento temporal de recuperación dotado con 750.000 millones de euros y que tiene por objetivo contribuir a reparar los daños económicos y sociales inmediatos causados por la pandemia de coronavirus e impulsar la recuperación. 

Esta iniciativa económica de emergencia busca acelerar la recuperación sostenible de la UE, mitigar los daños económicos y sociales inmediatos y preservar y crear puestos de trabajo. Para ello, NextGenerationEU incluye varios instrumentos financieros, principalmente el Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (MRR) y la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-UE). 

El elemento central de NextGenerationEU es el Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia (MRR). El MRR está dotado con 672.500 millones de euros en préstamos y subvenciones que estarán disponibles para apoyar las reformas e inversiones emprendidas por los países de la UE. Su objetivo es mitigar el impacto económico y social de la pandemia de coronavirus y hacer que las economías y sociedades europeas sean más sostenibles y resilientes y estén mejor preparadas para los retos y las oportunidades de las transiciones ecológica y digital. 

Por su parte, ReactUE, o Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (ReactUE), es una nueva iniciativa que continúa y amplía las medidas de respuesta y reparación de crisis aplicadas al inicio de la pandemia por la UE a través de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus y la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus Plus. Su dotación económica asciende a 47.500 millones de euros y su objetivo es contribuir a una recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía. 

ReactUE pone fondos a disposición de los programas actuales de la política de cohesión de la Unión; es decir aporta financiación extra que se suma a los recursos ya previstos para el período 2021-2027 para el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD). Estos fondos adicionales se aportarán en 2021-2022 con cargo a NextGenerationEU. 

Además de estos dos instrumentos, NextGenerationEU también aportará fondos adicionales a otros programas o fondos europeos ya existentes, como Horizonte 2020 (que presta apoyo a actividades de investigación e innovación), InvestEU (que apoya la inversión en la Unión), Desarrollo Rural o el Fondo de Transición Justa (FTJ, que ayuda a los territorios que se enfrentan a retos socioeconómicos graves derivados del proceso de transición energética). 

Reparto de fondos por países miembros

De los 750.000 millones de euros que componen NextGenerationEU, 672.500 millones de euros se canalizarán a los 27 países miembros de la Unión Europea vía Mecanismo de Recuperación y Resiliencia: 312.500 millones de euros en subvenciones y 360.000 en préstamos. La asignación a cada uno de los países se ha calculado a partir de indicadores demográficos, el PIB per cápita, la tasa de desempleo media de los últimos 5 años y la caída económica como consecuencia de la pandemia.

En concreto, dentro del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia entre 2021 y 2026, que representa el 90% de los fondos de NextGenerationEU, a España le corresponden 81.900 millones de euros en transferencias directas (incluyendo ReactEU), y 67.300 millones en préstamos. España será el país que mayor volumen de subvenciones recibirá, al nivel de Italia. 

Para poder acogerse al MRR, los Estados Miembros presentaron sus planes nacionales antes del 30 de abril de 2021.

La financiación de ReactEU, por su parte, se distribuirá entre los Estados miembros teniendo en cuenta su prosperidad relativa y el alcance de los efectos de la crisis actual en sus economías y sociedades, incluido el desempleo juvenil. España recibirá otros 12.400 millones de euros con cargo a este programa.

Además, a España le corresponderán 790 millones de euros del Fondo de Transición Justa y 717,7 millones del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural

Otros instrumentos en respuesta al covid-19

Desde el primer momento en que surgió el covid-19, la Unión Europea movilizó todos sus recursos para hacer frente de manera conjunta a la pandemia y sus consecuencias. Así, una de sus primeras medidas fue la creación del Instrumento Europeo de Apoyo Temporal para Atenuar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE). Con un presupuesto de 100.000 millones de euros en forma de préstamos de la UE a los países miembros, SURE está concebido para la movilización de recursos financieros para hacer frente a los aumentos de gasto público a fin de preservar el empleo. Se trata de un elemento para proteger a los ciudadanos y paliar las consecuencias socioeconómicas negativas de la pandemia del cual España ya ha recibido 21.300 millone de euros, con los que financia, por ejemplo, los ERTEs.

Además, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó la constitución de un Fondo de Garantía Paneuropeo dotado con 25.000 millones de euros para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19. El Fondo de Garantía Paneuropeo proporcionará financiación a empresas que sean viables a largo plazo pero que se hayan visto afectadas por la crisis actual, principalmente pymes. Movilizará hasta 200.000 millones de euros en préstamos.


Valora este artículo

Tu valoración ha sido guardada.

${loading}
×