Comprar acciones de empresas cotizadas es una de las vías clásicas de inversión en bolsa. En este artículo te contamos cómo es el proceso para invertir en acciones, desde abrir una cuenta de valores a ejecutar órdenes de compra o venta.

¿Qué significa invertir dinero en acciones?

Invertir dinero en acciones consiste en comprar acciones (participaciones en el capital de una empresa cotizada), en el mercado de valores, con el objetivo de obtener una rentabilidad por ellas. Esto se puede conseguir vendiendo las acciones más tarde a un precio mayor que el de compra y/o recibiendo dividendos con los que la empresa retribuye periódicamente a sus accionistas.

Cómo invertir en acciones

Invertir en acciones te permite invertir tu dinero en empresas y mercados de todo el mundo. Se trata de una operativa sencilla pero que requiere ciertos trámites previos y manejar algunos conceptos indispensables para poder ejecutar la compra o venta de acciones con mayor conocimiento.

Créate una cuenta en un broker

En primer lugar, para poder comprar acciones es necesario abrir una cuenta de valores dónde depositarlas. En esta cuenta aparecerán los activos que vayas incorporando en nuestra cartera. Podrás seleccionar en cuál de tus cuentas de valores, ya que puedes abrir varias, deseas realizar la operación.

Una vez dispongas de cuenta, podrás comenzar a invertir.

Realiza un depósito

Para poder depositar acciones u otros activos en tu cuenta de valores es necesario que la asocies a una cuenta corriente de tu titularidad, desde la que realices un depósito inicial para poder comenzar a operar. Puedes transferir fondos desde tu cuenta bancaria a través de una transferencia o un cheque, principalmente.

El proceso puede requerir cubrir un formulario proporcionado por el broker o intermediario que gestionará tu cuenta de valores, aportando información sobre el origen de los fondos, los propósitos de la inversión y otros detalles de la transacción. Una vez que hayas confirmado la transacción y que el broker la revise y apruebe, podrás empezar a comprar y vender acciones.

Si ya tenías inversiones en otra cuenta de valores, también puedes transferirlas a una nueva cuenta de valores.

Selecciona la acción para comprar o vender

El siguiente paso del proceso de invertir en acciones es seleccionar los valores concretos en los que deseas invertir (llamados subyacentes). Para asegurarte de que no compras otro activo con un nombre similar puedes identificar el valor por su nombre o código. Existen dos tipos de códigos: el ticker y el ISIN.

  • El ticker es un código compuesto por un "nombre" y "apellido", el cual especifica tanto qué activo es como en qué mercado cotiza.
  • El código ISIN es un código alfanumérico de 12 caracteres.

Por ejemplo, en el caso de las acciones del Banco Santander el ticker es SAN SM Equity y el ISIN es ES0113900J37.

Para seleccionar el importe que quieres invertir tienes que saber que las acciones (también los ETF) no se pueden dividir en menos de una unidad, por lo que deberás redondear el número de acciones. No hay importe mínimo de inversión. Puedes comprar incluso solo un título.

Hay dos formas para seleccionar el importe a invertir: por número de títulos o por importe en la divisa en la que cotice el activo. No obstante, las operaciones se tramitan siempre por número de títulos, de forma que el importe es orientativo (es calculado a partir del precio de cotización del momento).

En el caso de introducir la orden de compra por número de títulos, tendrás que indicar el número que, multiplicado por el precio de compra, te mostrará el importe total que vas a desembolsar.

Por ejemplo, con una empresa ABC con ticker ‘ABC SM Equity’ cotiza a 10 euros/acción; si introduces una orden de compra a mercado de 100 acciones, estarás comprando: 100 x 10 = 1.000 euros en acciones de la empresa ABC.

Si, por el contrario, introduces la orden de compra por importe, tendrás que especificarlo y, automáticamente, se te indicará el número de títulos que vas as comprar.

Siguiendo con el mismo ejemplo, si quieres comprar 1.000 euros en acciones de la compañía ABC, tras introducir el importe automáticamente conocerás el número de acciones que debes comprar. Si la compañía ABC cotiza a 10 euros, se te indicará que debes comprar 100 acciones: 1000 / 10 = 100 acciones.

Rellena la orden de compra o venta

Tras seleccionar los subyacentes y decidir cómo vas a comprarlos (o venderlos), debes rellenar una orden de compra (o de venta) de acciones.

Una orden bursátil es el encargo formal al broker para que compre o venda una acción o un conjunto de acciones en concreto con un precio, volumen o tiempo determinados.

Esta orden debe contener los siguientes datos:

  • Identificación de si se trata de una orden de compra o venta.
  • Los valores objetos de la orden.
  • Volumen de participaciones que estás dispuesto a negociar.
  • Precio al que quieres comprar o vender.
  • Forma de ejecución de la orden bursátil.
  • Plazo de validez. La validez máxima es de 90 días de calendario desde el momento de su introducción. Por defecto las ordenes son válidas por un día.

Tipos de órdenes de compra y venta de acciones

Una vez tengas claro subyacente, importe y número de títulos tendrás que decidir el tipo de orden que quieres enviar al mercado. Existen varios tipos de órdenes tanto de compra como de venta, en función del objetivo establecido: órdenes estándar u órdenes stop.

Las órdenes estándar pueden ser, a su vez, de varios tipos:

  • Orden a mercado: se trata de comprar o vender al precio que esté cotizando en el mercado en ese momento. Con este tipo de orden no aseguras el precio de compra o venta, pero sí la ejecución de la operación por el importe deseado.
  • Orden limitada: se trata de dejar guardada una orden de compra a un determinado precio. La orden no se ejecutará hasta que la acción no llegue a ese precio. En caso de no alcanzarlo no se ejecutará tu compra. Este tipo de orden se utiliza cuando buscas un determinado precio de compra o venta, pero no asegura la ejecución de la operación: de no llegar a ese precio marcado, la orden no se ejecutará.
  • Orden por lo mejor: es un híbrido entre la orden limitada y a mercado. Se ordena comprar o vender al mejor precio que haya en ese momento (como en la orden a mercado) y comprará las acciones disponibles a ese precio. Si no se pudiera ejecutar la orden por todos los títulos se convierte en una orden limitada por el resto de títulos con el primer precio de ejecución.

Por su parte, las órdenes stop también se subdividen en:

  • Orden stop loss: la orden se enviará al mercado sólo si se cumple una condición de precio que establezcas. Esta opción se utiliza cuando buscas comprar a un precio superior al que existe en mercado, para asegurar tu compra ante posibles subidas. Es decir, que a veces podría interesarte establecer un nivel de stop loss para que, en caso de que el precio del activo caiga, se limiten las pérdidas. Deberás establecer ese nivel en el cual los activos se venderán automáticamente "a mercado". Al venderse a mercado el precio de venta final puede no coincidir con el nivel marcado de stop loss.
  • Orden stop loss dinámica: la orden se enviará al mercado sólo si se cumple la condición sobre una variación de precio que establezcas. El sistema calculará el precio dinámicamente cuando el movimiento del mercado sea favorable y se quedará fijo en el momento que sea desfavorable.

Si en algún momento del proceso decides que ya no te interesa comprar o vender las acciones sobre las que has puesto una orden, podrás cancelar la operación (siempre y cuando no se haya ejecutado previamente).

Salvo excepciones puntuales, en las compras y ventas de acciones, podrás ver como las mismas aparecen (en caso de comprar) o desaparecen (en caso de vender) de tu cuenta de valores en el mismo momento en el que se ejecuta la operación. Asimismo verás el correspondiente movimiento en la cuenta corriente asociada a la cuenta de valores desde la que realizas la operación.

Debes tener en cuenta que cualquier operación que realices de compra o venta llevará unas comisiones asociadas. Podrás ver todo el detalle y conceptos antes de confirmar tu orden al intermediario.

¿Dónde invertir en acciones?

La operativa concreta de cómo y dónde invertir en acciones puede desarrollarse de varias maneras, en función de las habilidades y las preferencias del inversor. Inversores más experimentados quizás opten por tomar sus decisiones de compra y venta de valores personalmente y transmitirlas al broker que hayan contratado. Por otra parte, quienes estén comenzando en el mundo de la inversión en bolsa es probable que prefieran recurrir a una gestora de carteras para que les lleve sus inversiones y les asesore en función de su perfil de riesgo.

Hoy en día, además, la tecnología ha facilitado la aparición de los roboadvisors, que proporcionan servicios automatizados de gestión de carteras personalizados, gracias al uso de algoritmos.

¿Qué acciones son las más seguras para invertir?

En bolsa no se puede decir que exista una inversión que sea siempre la más segura. La seguridad de una inversión en acciones depende de muchos factores, como la evolución de la empresa, el sector concreto en que opere, la situación económica general o el comportamiento de los mercados.

Generalmente, se suelen considerar inversiones más seguras aquellas que impliquen la compra de acciones de empresas consolidadas y bien valoradas. Hay sectores que tradicionalmente se han definido como “seguros”, como la tecnología, la salud, las energías, las empresas de utilities, el sector bancario y asegurador o la defensa.

Sin embargo, a la hora de invertir siempre hay que tener en cuenta que la valoración de las acciones de una compañía puede cambiar rápidamente debido a múltiples factores, por lo que la diversificación es esencial para mantener bajo el riesgo de nuestras inversiones.

Te puede interesar

×
${loading}
×