TAE en las hipotecas

La TAE o tasa anual equivalente en las hipotecas es un indicador en forma de tanto por ciento anual que indica el coste efectivo de la hipoteca, incluyendo el tipo de interés, pero también los gastos y comisiones bancarias.

La TAE es un indicador más completo que el tipo de interés nominal anual (TIN), pues permite comparar préstamos hipotecarios con condiciones diferentes (tipo de interés, comisiones, gastos, plazos y forma de amortización) y ver cuál es más rentable.

¿Cómo se calcula la TAE en las hipotecas?

La TAE o tasa anual equivalente en las hipotecas se calcula mediante una fórmula matemática que tiene en cuenta los intereses que el cliente tendrá que pagar, las comisiones y cualquier otro tipo de gastos que tengan relación con el préstamo hipotecario, con excepción de los de notaría.

Asimismo, se incluirán los costes de los servicios asociados con el contrato de préstamo hipotecario (como los seguros) si han condicionado la obtención del préstamo en las condiciones ofrecidas.

En España es obligatorio que la TAE figure en la documentación y publicidad de los productos financieros. Para el caso de hipotecas variables, la TAE o tasa anual equivalente se calculará partiendo del supuesto de que el tipo de interés y los demás gastos se mantendrán en el valor que tienen en el momento del cálculo. En este caso, el banco deberá utilizar la expresión “TAE variable” a efectos informativos.

Te puede interesar

×
${loading}
×