¿Qué es el renting?

El renting es el alquiler a largo plazo de activos fijos como vehículos, equipamiento ofimático e informático. El contrato tiene un plazo determinado, con unas rentas fijas, que no varían en todo el plazo, que suelen incluir los costes de mantenimiento, seguro, etc.

Se dirige tanto a grandes empresas, pymes, autónomos e incluso particulares.

¿Qué ofrece el renting?

Control: Las rentas fijas permiten tener un control sobre los gastos y evitar costes añadidos y sorpresas.

Servicios incluidos: Además del uso y disfrute del bien la opción de renting normalmente incluye el mantenimiento del mismo, seguro y todas las gestiones relacionadas.

Flexibilidad: El contrato de renting se adapta a las necesidades de cada cliente, ajustando la renta según la duración de este, los servicios incluidos, y en el caso del arrendamiento de vehículos, el kilometraje.

Especialización: El renting permite externalizar una parte del negocio a un especialista que ofrece un asesoramiento, un servicio de atención y un ahorro de tiempo en gestiones.

Tratamiento fiscal favorable: El renting para empresas y autónomos se considera un gasto, por lo que su IVA es deducible según la fiscalidad del cliente. El importe de la renta también se deduce a efectos del Impuesto de Renta según la fiscalidad del cliente.

¿Qué tipos de renting existen?

  • Renting de coches y vehículos. Alquiler de vehículos a largo plazo con todos los servicios incluidos. Para turismos e industriales hasta 3.500 Kgs. de P.M.A.
  • Renting tecnológico: Alquiler a largo plazo de equipos con servicios de valor añadido incluidos. Para bienes relacionados con todo el entorno tecnológico, ordenadores, portátiles, tablet, impresoras, fotocopiadoras, etc. de cualquier marca/proveedor.

Te puede interesar

×
${loading}
×