¿Qué es leasing?

Es un alquiler financiero con opción a compra de activos fijos, bienes de equipo, elementos de transporte, equipamiento, etc… para autónomos y empresarios.
El propietario del bien es el Banco, que lo adquiere por indicación del cliente al proveedor elegido por el cliente y al precio pactado entre ellos.
El contrato de leasing incluye a su vencimiento una opción de compra sobre el bien, normalmente por importe de una cuota

¿Qué ofrece el leasing?

  • Ventajas fiscales: El IVA de las cuotas es deducible según la fiscalidad del cliente, permite una amortización acelerada del bien en el Impuesto de Sociedades o IRPF y deducción de intereses 100% como gasto financiero. Además, con leasing inmobiliario el cliente, en casi todos los supuestos, se ahorra el AJD o el ITP de la compraventa, lo que puede suponer hasta un 7% de la inversión.
  • Ventajas económicas: Ofrece la posibilidad de financiar hasta el 100% del precio de compra, además de poder solicitar estructuras “a medida” como: primeras cuotas elevadas, crecientes, decrecientes o cíclicas. El efecto financiero/fiscal del leasing genera ahorros frente a otras formas de financiación, que varían dependiendo de la situación fiscal del cliente y del tipo de bien.

¿Qué tipos de leasing existen?

Leasing Mobiliario: Para financiación de bienes de equipo: maquinaria, elementos de transporte, instalaciones, mobiliario de oficina, etc.

Leasing Inmobiliario: Para financiar todo tipo de inmuebles destinados al desarrollo de la actividad, almacenes, locales comerciales, oficinas, incluidos inmuebles en construcción.

Leasing de Importación: Permite financiar equipos productivos adquiridos en el extranjero, e incluye ciertas gestiones de las que se puede ocupar el Banco: pagos al extranjero, liquidación del IVA o IGIC, declaraciones por la importación (INTRASTAT), etc.

Te puede interesar

×
${loading}
×