¿Cuánto tarda una transferencia bancaria?

Existen varios factores que determinan el tiempo que demora una transferencia bancaria en hacerse efectiva. Al mismo tiempo, hay diferentes tipologías que permiten catalogar una transferencia.

Según su plazo de ejecución

Dependiendo del tiempo en que la transferencia bancaria se haga efectiva, distinguimos:

  • Transferencias estándar. Son las más comunes y se realizan de forma ordinaria, de modo que el importe transferido estará disponible en la cuenta de destino en el plazo de un día hábil. En cualquier caso, el horario en el que se dé la orden del traspaso puede determinar este plazo. Cada entidad bancaria tiene su propia “hora de corte”. Si la transferencia se realizase antes de ese momento, es posible que el destinatario reciba el importe en su cuenta en un plazo menor a un día hábil. Así, por ejemplo, si un banco tiene como “hora de corte” las 14 horas y la transferencia se realiza antes de ese momento, la cuenta de destino podría disponer del dinero esa misma tarde. Por el contrario, si la operación se realiza después de esa hora, la transferencia se ejecutaría al siguiente día hábil.
  • Transferencias inmediatas. Es posible que en ocasiones el destinatario necesite recibir el dinero de forma urgente. En este caso se recurrirá a transferencias inmediatas, en las que el tiempo de ejecución de la transferencia bancaria se reduce considerablemente. Normalmente, este tipo de operaciones suelen llevar implícito el pago de una comisión por parte del emisor del traspaso.

Según el destino geográfico de la cuenta de destino

Dependiendo del país de la cuenta bancaria al que vaya dirigida la transferencia:

  • Transferencias nacionales e internacionales en Euros. Desde la entrada en vigor de la Zona Única de Pago en Euros (SEPA), tanto las transferencias nacionales como las internacionales realizadas en la moneda europea, el plazo máximo de ejecución es de un día hábil.
  • Transferencias internacionales. En caso de que la transferencia no se realice en Euros, existen las transferencias SWIFT (código de identificación internacional de una cuenta bancaria), cuyo plazo de ejecución puede tardar entre 2 y 5 días. Por su parte, las transferencias peer-to-peer (emparejan personas negociando divisas específicas), tienen el mismo plazo que una transferencia nacional o internacional en euros.

Según las entidades de origen y destino

Otro de los factores que puede afectar al plazo de ejecución de una transferencia es la entidad de procedencia y destino del importe.

  • Transferencias realizadas entre el mismo banco. Si tanto la cuenta emisora como la receptora pertenecen a la misma entidad bancaria, la transferencia se realizará dentro del mismo día. Normalmente, al tratarse de transferencias internas, el importe estará disponible en la cuenta del destinatario de forma instantánea.
  • Transferencias entre bancos diferentes. En este caso, tratándose de transferencias comunes entre dos entidades del mismo país, los tiempos de ejecución de la transferencia bancaria serán los aplicables a una estándar.

Una alternativa a cualquiera de estas opciones que permite realizar un traspaso prácticamente inmediato de efectivo son las transferencias OMF (Orden de Movimiento de Fondos). Son traspasos realizados a través del Banco de España y que permiten acortar los plazos de ejecución, si bien llevan aparejada una comisión más elevada.

Te puede interesar

×
${loading}
×