¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos de inversión indexados son aquellas instituciones de inversión colectiva cuya política inversora trata de replicar un determinado índice.

Por ejemplo, un fondo indexado sobre el IBEX 35 buscará mantener una cartera de activos similar a la de este índice bursátil. Si en un determinado momento hay cambios en la composición del IBEX – entra o sale un compañía –, el gestor realizará las modificaciones oportunas en los activos del fondo para seguir guardando la misma proporción.

Por lo demás, la operativa de un fondo de inversión indexado es la misma que la de cualquier otro fondo: una sociedad gestora se encarga, con el patrimonio del fondo, de comprar y vender activos con el objetivo de alcanzar una determinada rentabilidad asumiendo un determinado riesgo. Los partícipes, por su parte, podrán suscribir las participaciones o reembolsarlas por el valor liquidativo que tengan el día de la operación y que se determinará al cierre de los mercados.

Diferencias de los fondos de inversión indexados con los fondos cotizados

Aunque por su característica principal –la réplica de un índice de referencia– pudiera parecer que los fondos de inversión indexados y los cotizados o ETF son lo mismo, existe una gran diferencia entre ambos. Los fondos cotizados se negocian en mercados secundarios de valores (como si fueran acciones), mientras que las participaciones de los fondos indexados se compran o venden por su valor liquidativo, a través de la entidad gestora.

Recuerda que puedes encontrar más información sobre nuestros fondos de inversión y sus características en nuestra web.

También te puede interesar

×
${loading}
×