La pensión de jubilación es una prestación económica que, con carácter vitalicio, recibe un trabajador cuando llega a la edad en la que pone fin a su vida laboral.

En España, la edad legal de jubilación en 2023 está establecida en los 66 años y cuatro meses, aunque quienes hayan cotizado al menos durante 37 años y seis meses pueden jubilarse ya con 65 años.

Dependiendo de las circunstancias del beneficiario, la solicitud se hará en un momento u otro. Así, con carácter general la solicitud de la pensión se realiza dentro de los tres meses anteriores o posteriores a la fecha de cese en el trabajo. De esta forma, los efectos económicos de la pensión se producen desde el día siguiente a la fecha de cese.

Si estás cobrando una prestación por desempleo, puedes solicitar la jubilación desde tres meses antes de que finalice esta prestación, y si te encuentras en situación de no alta, deberás pedirla el día en que causes derecho a la pensión (es decir, cuando alcances la edad de jubilación).

Aquellos trabajadores que se encuentren en convenio especial tendrán que solicitar la jubilación el día en que causen derecho a la pensión (en la fecha de baja del convenio), o en los tres meses posteriores a esa fecha.

Utiliza el simulador de jubilación de Banco Santander para calcular la pensión que cobrarás al jubilarte.

¿Dónde se solicita la pensión de jubilación?

En el caso de que hayas cotizado el periodo mínimo y cumplas los requisitos exigidos podrás acceder a una pensión contributiva de jubilación. La solicitud se realiza en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social o por internet, salvo en el caso de trabajadores del mar, que deberán presentarla en las direcciones provinciales del Instituto Social de la Marina.

Aquellas personas que no cumplan los requisitos para acceder a una prestación de jubilación del nivel contributivo (porque no han cotizado el tiempo suficiente, por ejemplo), pueden solicitar, en su caso, una pensión de jubilación no contributiva. Este tipo de pensión se solicita en las oficinas de servicios sociales de las comunidades autónomas, en las oficinas del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) o en las oficinas de la Seguridad Social.

¿Hasta cuándo tengo derecho a percibir la pensión?

La pensión de jubilación es vitalicia, única e imprescriptible, lo que quiere decir que su perceptor la seguirá cobrando, mes a mes, hasta su fallecimiento.

Requisitos para solicitar la jubilación

Para poder solicitar la jubilación en 2023 es requisito indispensable tener cumplidos los 66 años y cuatro meses y acreditar un período mínimo de cotización de 15 años, de los cuales al menos 2 deben haber sido en los últimos 15 años.

También se pueden jubilar quienes tengan ya 65 años, pero en este caso deben acreditar al menos 37 años y nueve meses de cotizaciones. De estos, dos años deben haber sido cotizados en los últimos 15.

En algunos casos concretos, como en personas con discapacidad o en trabajos a los que se aplican coeficientes reductores de edad (como policías, bomberos o mineros), o para acceder a la jubilación parcial o a la jubilación anticipada, la edad de jubilación puede reducirse o anticiparse.

Documentación necesaria que debes presentar

La pensión de jubilación se solicita cumplimentando el formulario específico que te facilitarán en las oficinas de la Seguridad Social o tendrás disponible en la sede electrónica del organismo, y adjuntando a él la documentación personal y específica que se indica en el modelo de solicitud.

Entre esta documentación estará, con carácter obligatorio, tu documento de identidad, y si tienes cónyuge o hijos, los documentos acreditativos del matrimonio y el parentesco.

En función del tipo de jubilación que solicites podrás necesitar presentar otra documentación, como un certificado de tu empresa, del cese en el trabajo o un certificado de discapacidad.

¿Como solicitar la pensión de jubilación? Paso a paso

Actualmente ya no es necesario acudir a una oficina física para solicitar la pensión de jubilación, ya que es un trámite que también puede realizarse vía online. Para solicitar la jubilación por internet deberás acceder a la sede electrónica de la Seguridad Social con tu certificado electrónico, DNIe, cl@ve permanente, cl@ve PIN o vía SMS. La gestión podrá realizarla también tu representante o apoderado.

El formulario de solicitud de la pensión incluye apartados para cubrir con los datos personales del solicitante, de su cónyuge y de ascendientes o descendientes con los que conviva; con información sobre su situación laboral; si solicita el reconocimiento de beneficios por cuidado de hijos o el complemento para la reducción de la brecha de género; con datos de otros ingresos que perciba el solicitante; sus datos bancarios para la domiciliación de la pensión y la indicación de sus datos a efectos fiscales; así como, de ser el caso, para comunicar el inicio de una actividad laboral simultánea a la condición de pensionista.

¿Cuáles son los plazos para solicitar la pensión?

Si estás trabajando, puedes presentar tu solicitud desde tres meses antes de la fecha en que causes derecho a la pensión, aunque no se tramitará hasta que llegue esa fecha y se verifique que has cesado en el trabajo.

Si estás cobrando un subsidio o prestación por desempleo, puedes solicitar la pensión de jubilación con tres meses de antelación a la fecha en que se extinga el subsidio; y si estás en situación de no alta o en convenio especial, podrás hacerlo el día en que causes derecho a la pensión. En convenio especial también podrás solicitar la pensión en los tres meses posteriores a esa fecha, como máximo.

¿Con cuánta antelación se puede solicitar la jubilación anticipada?

Hay trabajadores que, por razón de su actividad profesional, por discapacidad o por despido, pueden acceder a la jubilación antes de la edad establecida como norma general (que es de 66 años y medio o 65 años, en función de los años cotizados).

También se puede solicitar la jubilación anticipada voluntariamente, si se cumplen unos requisitos: haber cumplido una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad exigida para la jubilación que le resulte de aplicación, encontrarse en situación de alta o asimilada, y haber cotizado un mínimo de 35 años (dos en los últimos 15). Es decir, que en este caso de jubilación anticipada por voluntad de trabajador, como mínimo este habrá de tener cumplidos los 63 o los 64 años y medio (dependiendo de los años cotizados).

Si quieres complementar tu pensión de jubilación, puedes consultar los planes de pensiones de Banco Santander. Existen varias opciones en función de la edad, el perfil de riesgo o el tipo de activo en el que invierte el plan. Todas ellas están sujetas a la aprobación del banco.

Valora este artículo

Tu valoración ha sido guardada.

¿Te ha parecido útil esta información?
Nos encantaría conocer tu opinión para mejorar
${loading}
×