Bitcoins, moneda digital, criptodivisas, Blockchain, son palabras que te suenan, ¿verdad? Últimamente aparecen en las noticias, en periódicos, en televisión, en blogs… Y están en boca de todos, pero… ¿Conoces todo lo que hay que saber sobre las criptodivisas?

¿Qué son?

Las criptomonedas o criptodivisas son monedas virtuales con las que se pueden realizar transacciones electrónicas de compra y venta de bienes y servicios sin necesidad de un intermediario. A diferencia de las monedas físicas, como el euro o el dólar, las criptomonedas no son emitidas por ningún Estado o banco central. Solo existen en Internet, es decir, se generan y almacenan únicamente de manera digital.

¿Cómo nacen?

La primera criptomoneda que existió y que comenzó a funcionar fue el famoso Bitcoin hace 11 años, en 2009. Se trata de la primera red entre pares de pagos descentralizados, sin una autoridad central o intermediarios. Detrás de la creación de este protocolo se encuentra una persona anónima (o grupo de personas) denominada Satoshi Nakamoto. Si te interesa saber más sobre Bitcoin, en Netflix tienes disponible el documental «Banking on Bitcoin».

Desde entonces, han aparecido otras cuantas criptodivisas, unas más conocidas que otras, que copan un mercado que crece día tras día.

¿Qué criptodivisas existen?

Como decimos, el Bitcoin es ampliamente conocido, pero no es la única criptodivisa existente. XRP (antes llamada Ripple), Ethereum, Litecoin o Dash son algunas de las criptomonedas actuales de mayor capitalización. Todas ellas han sido desarrolladas utilizando distintas funciones criptográficas y tienen diferentes valores en función de su fecha de creación, su número de usuarios, o el volumen de sus transacciones.

A continuación, repasamos algunas de las más conocidas del mercado:

  • Bitcoin (BTC): es la moneda digital más conocida del mundo, nació en el año 2009. Se hizo tan popular por su carácter descentralizado y su código abierto creado como ya vimos Satoshi Nakamoto.
  • Bitcoin Cash: se trata de una división de la criptomoneda más famosa del mundo (como su propio nombre indica, el Bitcoin), que tomó como último bloque del Bitcoin el 478558. A partir de ahí el Bitcoin Cash generaría sus propios bloques con un tamaño mucho mayor a los de Bitcoin, pasando de 1MB a 8 MB primero y después a 32MB. Se trata de una criptodivisa reciente, nace en agosto de 2017, con la intención de continuar la visión original de Bitcoin, de utilizar Internet como el sistema efectivo de peer-to-peer para su funcionamiento sin depender de soluciones de terceros, como Bitcoin con p. ej. Lightning Network (red P2P que funciona como un sistema de segunda capa para los micropagos con Bitcoins.).
  • XRP (antes llamada Ripple): deriva, como todas, del Bitcoin, y en este caso es la segunda moneda digital en capitalización del mercado. Fue creada por la plataforma RippleNet en el año 2012 y se postula como gran competidor del Bitcoin.
  • Ethereum: se trata de una Blockchain o una Tecnología de Contabilidad Distribuida. Fue concebido como una versión mejorada del Bitcoin para superar las limitaciones de su lenguaje de programación. Ethereum fue propuesto por Vitalik Buterin, un desarrollador de criptodivisas.
  • Dash: también conocida como Darkcoin y XCoin, la criptomoneda Dash ofrece las mismas características que el Bitcoin pero además tiene funcionalidades avanzadas.
  • Litecoin (LTC): está inspirada y es idéntica en su aspecto técnico al Bitcoin, pensada para transferencias de poco valor tiene tres diferencias principales respecto a este:
  1. La red de procesamiento de Litecoin tarda en realizar un bloque 2.5 minutos en vez de 10.
  2. La red de Litecoin producirá aproximadamente cuatro veces más unidades que Bitcoin (84 millones de Litecoins).
  3. Utiliza la función Scrypt en su algoritmo para facilitar la minería (obtención de Litecoins), no necesitando otro tipo de sistemas más complejos como en el caso de Bitcoin.
  • Peercoin (PPC): también conocido como PPCoin y Coín Peer-to-Peer es la primera criptodivisa basada en una implementación combinada de proof-of-stake (PoS) / proof-of-work system (PoW) que hace que la verificación de las transacciones con esta criptomoneda sea más sencilla, consumiendo muchos menos recursos de computación, que la que se realiza con otras monedas digitales.
  • Dogecoin (DOGE): es la criptodivisa derivada del Litecoin que tiene como logo un perro Shiba Inu de un meme de internet, creada por el programador de IBM Billy Markus con la intención de llegar a un número de usuarios mucho mayor que Bitcoin, superando la controversia surgida con Bitcoin por el tema del mercado negro online de Silk Road.
  • Namecoin (NMC): se trata de la primera derivación que hubo del Bitcoin pero con pequeñas modificaciones, para anticiparse a problemas de escalabilidad. Está limitado a 21 millones de unidades y se puede dividir hasta en 8 decimales.
  • QuarkCoin (QRK): creada por el economista Bill Still, esta criptomoneda pretende que pueda ser creada y/o utilizada por cualquiera sin necesidad de poseer equipos especiales con una mayor seguridad y velocidad de las transacciones que Bitcoin.
  • Iota (IoT): una criptomoneda enfocada al 100% al internet de las cosas. Ocupa en estos momentos el nº 7 en capitalización del mercado.

¿Cuál es su diferencia con el Blockchain?

Blockchain o “cadena de bloques”, es una parte fundamental de Bitcoin o cualquier otra criptomoneda, pues funciona como un “notario público” no modificable de todo el sistema de transacciones. Blockchain evita que una moneda virtual se pueda gastar dos veces y garantiza que los pagos y cobros con Bitcoin sean seguros.

¿Cómo funcionan las criptodivisas?

Las criptodivisas utilizan una serie de tecnologías de última generación, combinando servicios P2P (peer to peer, intercambio de pares) con criptografía.

Desde el punto de vista de los usuarios, las transacciones se realizan desde monederos electrónicos, también conocidos como wallet, a través de los cuales se pueden enviar o recibir Bitcoins o la criptodivisa en cuestión. La apariencia de cualquiera de esos monederos digitales es la de una aplicación para móvil y su funcionamiento muy similar a la banca online, aunque sin un organismo intermediario que controle la transacción.

En cuanto a sus “tripas”, las criptomonedas son archivos encriptados y que funcionan de forma parecida a una cuenta bancaria. La transacción de Bitcoins (u otra criptodivisa) se realiza en el momento en que coinciden unos códigos públicos, que están relacionados con las contraseñas (o claves criptográficas) creadas por los usuarios. Esta transacción se registra luego en Blockchain, lo que garantiza su seguridad.

¿Cómo se crean las criptodivisas?

En principio cualquier persona con conocimientos adecuados de programación, puede crear una criptomoneda a partir de una ya existente, pues la mayoría de las criptodivisas son de código abierto que puede descargarse y modificarse. También puede hacerlo, de manera más fácil, a través de las plataformas que existen para crear criptomonedas, como Wallet Builders.

Pero si de lo que estamos hablando es de conseguir unidades de una criptomoneda ya existente, las posibilidades son dos:

  • Fabricando nuevas unidades de Bitcoin u otra criptodivisa a través de un proceso que se conoce comúnmente como “minería”. El problema es que conforme se minan Bitcoins, más difícil es obtener Bitcoins nuevos, por lo que se requiere, en la mayoría de los casos, de ordenadores especiales, muy potentes y que consumen bastante energía. Por eso este proceso de generación de Bitcoins prácticamente solo se realiza a través de granjas de servidores.
  • Aceptando criptodivisas como método de pago por un bien o servicio, adquiriéndolas en una casa de cambio, o comprándoselas a alguien. El número de sitios que aceptan Bitcoins como método de pago es limitado, y va cambiando con el tiempo, como por ejemplo Microsoft o algunos restaurantes de la cadena Subway, las aceptan en la actualidad. Otras compañías, como Amazon, no aceptan pagos en Bitcoin directamente, pero sí a través de pasarelas de pago que hacen de intermediarias, como Bitrefill o Fold.

¿Son peligrosas las criptodivisas?

Las criptodivisas son tecnologías relativamente recientes y que están siendo estudiadas por expertos y entidades bancarias de todo el mundo. En general, queda descartada la idea de que se trate, como muchos opinan, de una estafa o un fraude, por dos motivos, el primero, porque los sistemas de criptomonedas no prometen rentabilidades falsas, y, segundo, porque tienen detrás la tecnología Blockchain que las respalda. Aunque sí es cierto que no se libran del estigma de la volatilidad y del miedo a lo poco conocido.

Un ejemplo del cambio de actitud hacia las criptomonedas con el paso de los años es el del Banco Central Europeo (BCE), que ha pasado de alertar sobre las criptodivisas, por su volatilidad, la carencia de protección legal y la falta de respaldo de una autoridad pública, a estudiar la posibilidad de crear una moneda digital.

En todo caso, antes de dar cualquier paso en el mundo de las finanzas, sea con moneda real o con criptodivisas, es recomendable recopilar toda la información posible para conocer los pros y los contras y buscar el consejos de especialistas.

Páginas relacionadas interesantes:

  • Puedes visualizar su información de valores en tiempo real en Coin Market Cap.
  • La información de valores de Ethereum, sin embargo, la encontrarás aquí.
  • En CryptoLife puedes contratar la creación de criptodivisas por un precio razonable.
  • BitcoinTalk: foro de gente que se dedica al tema de las criptomonedas, desde venta a compra hasta freelances que ofrecen sus servicios clonando criptodivisas de código abierto.
  • Si lo que quieres es obtener / operar con Bitcoins, en The College Investor encontrarás las principales webs dedicadas a ello.
  • Para ganar intereses con Bitcoins te interesarán Poloniex, Magnr, Bsave, o Bter.
  • Páginas para ganar Bitcoins online: BtcClicks, BtcVIC, RefBit, o Coinbulb.
  • Otras páginas ofrecen préstamos en Bitcoin, como por ejemplo BTCJam y Bitbond.

Valora este artículo

Tu valoración ha sido guardada.

${loading}
×