¿Reformar un baño sin obras? Descubre las claves y secretos para actualizar una de las estancias de casa a la que se le da mayor uso sin necesidad de grandes presupuestos. Sencillo, rápido y, sobre todo, sin obras.

Si estás pensando en renovar un baño en casa, descubre aquí algunos consejos para sacarle el máximo partido a la reforma.

Renovar las paredes del baño

Una de las formas más fáciles de renovar a una habitación es con una mano de pintura. También en un baño, tanto si tiene pintura como si están alicatados. La mayor parte de los baños están azulejados, pero eso no es un problema para realizar una reforma del baño sin terminar haciendo obra. ¿Sabes cómo? Existen varias opciones:

  • Se puede optar por cubrir los azulejos con una pintura específica. El esmalte para azulejos es una pintura para interior resistente al agua y al calor, de máxima adherencia y lavable, y que conviene aplicar un par de capas. Un bote de 750 ml permite cubrir una superficie de 7,5 m².
  • Otra forma de modernizar el baño sin obras es cubrir los viejos azulejos con un vinilo autoadhesivo, un revestimiento que es muy fácil de colocar. Están hechos de un material resistente al agua, al calor y a los rayos de sol, y que además es lavable.

Renovar el suelo del baño

Otra de las claves para reformar un baño sin hacer obras es el suelo. Simplemente cubriendo las baldosas con un suelo vinílico la estancia tendrá otro aspecto, más nuevo y moderno. Se puede optar por un acabado de imitación a la madera, baldosas hidráulicas, mosaico cerámico, mármol, etc., pero siempre es conveniente escoger un modelo resistente al desgaste y a la humedad.

Poner las lamas de suelo vinílico es fácil y rápido: solo hay que cortar la lama con un cúter con la medida deseada y gracias al adhesivo que lleva en la parte inferior se adhiere fácilmente sobre la superficie deseada. Además de en formato lama, en el mercado hay disponibles losetas cuadradas o rectangulares.

También se puede escoger para la reforma del baño un suelo vinílico en clic, en el que las piezas se encajan unas con otras con un sistema de clic. Es una instalación incluso más rápida que la del vinílico autoadhesivo.

Renovar el mueble de lavabo

Para continuar reformando el baño sin necesidad de obras otra idea es cambiar el mueble del lavabo. Si, por ejemplo, el baño actual tiene un lavabo de pie, se puede sustituir un mueble bajo lavabo que, además de ser muy decorativo, resolverá las necesidades de almacenaje de la estancia.

Es importante medir bien el espacio y la ubicación del desagüe, porque condicionará el tipo de mueble que se podrá colocar, y valorar si hay que comprar un nuevo sifón o más piezas de unión de PVC en caso de que el desagüe quede descentrado. Para la colocación del mueble hay que ser un poco manitas pero no será necesario llamar a un albañil o fontanero. En muchas webs de reformas explican el paso a paso. Lo importante es tomar las medidas necesarias y ajustarse a las recomendaciones.

Si no te atreves con esta renovación, puedes cambiar el look del lavabo simplemente pintándolo o cubriéndolo con un vinilo adhesivo.

Sustituir el grifo por una columna de ducha

Continuando con esta reforma de baño sin obras otro cambio sencillo es sustituir el grifo de la ducha o la bañera por una columna de ducha, dotada con dos rociadores, uno superior con efecto lluvia y otro manual y más pequeño, y con grifo termostático, para poder elegir la temperatura del agua. Un cambio que pondrá tu baño a la altura de un spa.

No será necesario hacer obras si no hay que modificar las tomas de agua, solo desmontar la grifería antigua y todos los apliques y colocar en su lugar la nueva columna de ducha con los anclajes incluidos en su kit de instalación.

Actualizar los complementos

Y, finalmente, la parte de la reforma que hará que el resultado final parezca un baño nuevo son los complementos. Es aquí donde entrará en juego el estilo de decoración que se quiera conseguir en la estancia, el presupuesto y las necesidades. Cambiar el espejo, los apliques de luz, la lámpara del techo, los accesorios del baño (barra de toallero, portarrollos, colgadores) es una tarea bastante sencilla que apenas implica tomar medidas, desatornillar los viejos elementos y atornillar las nuevas piezas. Otro cambio que apenas tiene coste, pero puede darle nueva vida al baño es cambiar la cortina de la bañera.

Para completar la reforma, busca un mueble de almacenamiento para ubicar aquellos elementos de uso habitual en el baño, como toallas, jabones, botes de champú y cremas, los rollos de papel higiénico, el secador del pelo, la maquinilla de afeitar, etc. Según dispongas de más o menos metros en el baño puedes elegir entre una amplia variedad de estanterías, carritos, cajoneras o cestas para colocar todos estos objetos.

Colocar una planta o un arreglo floral en un rincón del lavabo o una repisa será el último detalle con el que completar esta reforma exprés de baño sin obras.

Valora este artículo

Tu valoración ha sido guardada.

${loading}
×