El último plan de Política Agraria Común, más conocido popularmente por las siglas PAC, entró en vigor el pasado 1 de enero de 2023 y cuenta con vigencia para el período comprendido entre 2023 y 2027. Este es el motivo por el que el pasado 29 de diciembre fueron publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) todas las medidas comprendidas para el año 2024.

La mayoría de las novedades del PAC 2024 giran en torno a las cesiones de derechos, el control de los ingresos agrarios y la figura del agricultor activo, así como sobre los derechos de ayuda básica a la renta para sostenibilidad y el conocido como ‘cuaderno digital del campo’. Cuestiones que serán muy relevantes de aquí en adelante.

Novedades de la nueva PAC en 2024

Debe tenerse en cuenta que, con motivo de la guerra entre Ucrania y Rusia que dio comienzo en febrero de 2022, muchas de las novedades introducidas por la PAC en 2023 fueron ‘suavizadas’. Sin embargo, esto no será así en el presente ejercicio, si bien es cierto que las novedades del PAC 2024 tendrán en cuenta el actual período de sequía que está viviendo el país.

Cesiones de derechos sin tierras

La primera gran novedad del PAC 2024. En concreto, hace referencia a los arrendamientos de derechos sin tierras, sobre los cuales dejarán de permitirse prórrogas. Asimismo, la duración de las nuevas cesiones de este tipo que se acuerden tendrán una duración máxima de un año.

Por su parte, en el caso del arrendamiento de derechos con tierras, siempre que se trate de hectáreas admisibles, será indispensable para llevarlo a cabo la presentación de una declaración responsable de cesión. Para que sea efectiva, tendrá que estar firmada tanto por el arrendatario como por el arrendador.

Control de los ingresos agrarios

Sin duda, aquí se recoge la mayor parte de las novedades de la PAC 2024. La primera de ellas hace referencia a las Sociedades Agrarias de Transformación (SAT). A partir de ahora, cuando el titular de la Solicitud Única sea una organización de este tipo, los ingresos declarados han de ser los derivados de su propia actividad económica, lo que automáticamente excluye los obtenidos como consecuencia del trabajo realizado en nombre de otros agricultores o del resto de socios.

En lo que respecta al control de ingresos agrarios, los requisitos que se corresponden a la proporción entre ingresos agrarios propios respecto al total de los obtenidos tendrá que cumplirse, como máximo, en el segundo período impositivo tras la presentación de la Solicitud Única. Solo cuando resulte imposible como consecuencia de los períodos de producción de ciertos cultivos, siempre que se motive y justifique adecuadamente, será posible suprimir este requisito.

Dicho esto, hay otras novedades del PAC 2024 de menor calado relacionadas con el control de ingresos que se pueden resumir del siguiente modo:

  • A partir de ahora, las pérdidas y ganancias patrimoniales que se deriven de la transmisión de bienes inmuebles no serán consideradas dentro de los ingresos totales.
  • En caso de que los beneficiarios de las ayudas del PAC 2024 lleven a cabo la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), es decir, de la renta de forma conjunta con su pareja u otros miembros de su unidad familiar, se establecen dos formas de verificar la proporción del 25% respecto al total de ingresos agrarios. Se considerará cumplido el requisito si se alcanza ese porcentaje al utilizarse conceptos fiscales individuales o conjuntos, sin distinción.
  • Cuando el solicitante sea una entidad pública o sin ánimo de lucro, se tendrán en cuenta todos los ingresos percibidos y reflejados en sus cuentas anuales o, en su defecto, en su plan de contabilidad.

Agricultor activo y cesiones

También hay novedades en la PAC 2024 respecto a la definición de agricultor activo. Hasta ahora, cualquier persona o sociedad física o jurídica era considerada como tal por el mero hecho de contar con una explotación agraria dentro del territorio nacional y por ejercer una actividad agraria bajo su cuenta y riesgo.

Por tanto, estas personas y sociedades no podrán demostrar que cumplen el requisito de ser agricultores activos con solo presentar el alta en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA) o en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

A partir de la entrada en vigor del nuevo paquete de medidas, el Ministerio de Agricultura considera como agricultores activos a aquellas personas o sociedades físicas o jurídicas que fuesen beneficiarias de pagos directos el año anterior por valor inferior a 5.000 euros.

Asimismo, la PAC 2024 deja de considerar incorporaciones a la actividad agraria por el solo hecho de aportar un nuevo Número de Identificación Fiscal (NIF) como consecuencia de un cambio en el estatuto jurídico de explotación o de denominación. A este respecto, será necesario justificar la inclusión de cualquiera de estas formas:

  • No haber sido titular de una Solicitud Única durante los últimos cinco ejercicios.
  • No haber obtenido ingresos agrarios en los tres ejercicios anteriores.

Llegados a este punto, el PAC 2024 también aborda la cesión de explotación por cambio de titularidad generada por incapacidades permanentes, jubilaciones y herencias. En este sentido, entre las novedades se incluye la obligatoriedad del que recibe la explotación de demostrar que es agricultor activo aportando sus propios datos, es decir, no puede acogerse a la excepción de los 5.000 euros.

El cuaderno digital

Otra de las grandes novedades del PAC 2024 es la entrada en vigor del cuaderno digital del campo en sustitución del cuaderno de explotación en papel. En concreto, se trata de una nueva herramienta informática que agilizará la anotación de las actividades agrícolas realizadas. Entre ellas, serán de obligado registro las relacionadas con la fertilización de la tierra, el riego y los tratamientos fitosanitarios.

Eso sí, su entrada en vigor será progresiva. En 2024, sólo las grandes explotaciones tendrán que empezar a utilizar el cuaderno digital del campo a partir del 1 de septiembre:

  • Explotaciones con una superficie mayor a cinco hectáreas.
  • Explotaciones con una superficie inferior a cinco hectáreas, pero que destinen más de una hectárea al regadío.

En el resto de los casos, incluido el de las explotaciones provistas de pastos en los que no se apliquen fertilizantes, la obligación de empezar a usar el cuaderno digital dará comienzo el 1 de septiembre de 2025, si bien es cierto que podrán adoptarlo de forma voluntaria. Si no lo hacen, tendrán que seguir usando el registro en papel.

Derechos de ayuda básica a la renta para la sostenibilidad

En este último apartado se incluyen dos novedades relacionadas, fundamentalmente, con la declaración de recintos inactivos. En este sentido, al llevarla a cabo por primera vez, se hace indispensable realizar una actividad de producción. Por su parte, el PAC 2024 también exige que se acredite la disponibilidad de dichos recintos improductivos cuando sean transformados.

Plazo de solicitud en 2024

Las ayudas de la PAC 2024 son gestionadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, mediante el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Sin embargo, la coordinación de los pagos corresponde a las comunidades autónomas, que son también las responsables de procesar las solicitudes únicas. En este sentido, el plazo para su presentación va del 1 de marzo al 31 de mayo de 2024.

Plan estratégico PAC (2023-2027)

La Política Agraria Común (PAC) es el plan estratégico de la Unión Europea para el sector primario. Al igual que sus predecesores, el plan estratégico para el período comprendido entre 2023 y 2027 tiene por objetivos la mejora de la producción agrícola que asegure un suministro estable, asequible y suficiente a la sociedad, la lucha contra el cambio climático y la mejora de las condiciones de vida de los agricultores.

En este sentido, la PAC 2023-2027 supone un cambio de paradigma. Y es que, si se echa un vistazo a los planes estratégicos anteriores, es fácil darse cuenta de que fueron políticas de cumplimiento de normas en las que simplemente se detallaban los requisitos que debían cumplir los beneficiarios de las ayudas. Sin embargo, en esta ocasión, la Unión Europea ha puesto el foco en la consecución de objetivos.

Objetivos de la Política Agraria Común

La PAC 2023-2027 se articula sobre 10 objetivos clave, que son:

  1. Lograr una renta agrícola viable: es decir, equiparar las rentas de los agricultores a las de otros trabajadores. Por ejemplo, en 2017 eran aproximadamente de la mitad, pero la brecha cada vez es más reducida.
  2. Incrementar la competitividad: mediante la investigación, la digitalización y la tecnología.
  3. Mitigar el cambio climático: reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y potenciando los procesos de captura de carbono. También mediante el fomento del uso de las energías renovables.
  4. Gestión eficiente de los recursos: especialmente, del suelo, el aire y el agua, lo que conlleva disminuir la dependencia de los productos químicos y optimizar el riego.
  5. Reducir la pérdida de biodiversidad hasta invertirla: para lo cual es indispensable preservar los paisajes y hábitats y mejorar los servicios ecosistémicos.
  6. Mejorar la posición de los agricultores en la cadena de valor: en este sentido, la última PAC prevé el fomento de la transparencia en el mercado, el refuerzo de la cooperación entre los agricultores y la generación de mecanismos frente a prácticas desleales de carácter comercial.
  7. Garantizar el relevo generacional: el sector necesita a jóvenes cualificados que quieran trabajar en el campo. Solo así será posible garantizar la satisfacción de una demanda alimentaria de calidad por parte de la sociedad.
  8. Fomentar la innovación: sobre todo, mediante los incentivos a la formación y al conocimiento.
  9. Empleo en áreas rurales: algo clave para alcanzar los objetivos de desempleo y pobreza en los países de la Unión Europea. A este respecto, la igualdad de género y la inclusión social juegan papeles clave en la PAC 2023-2027.
  10. Alimentación de calidad: es decir, que sea segura, nutritiva y sostenible. Aquí también se hace referencia a la reducción del desperdicio de alimentos.
     

Estas son todas las novedades del PAC 2024, así como los principales objetivos que persigue el último plan estratégico de política agraria de la Unión Europea. Sin duda, un texto de vital importancia para el sector primario comunitario y, especialmente, para el español, que es uno de los más importantes del continente.

Valora este artículo

Tu valoración ha sido guardada.

¿Te ha parecido útil esta información?
Nos encantaría conocer tu opinión para mejorar
${loading}
×