Santander

28/12/2017

¿Por qué las pymes no dan el paso hacia la digitalización?

¿Por qué las pymes no dan el paso hacia la digitalización?

Las pymes y los autónomos son conscientes del valor de las nuevas tecnologías y de la importancia que tiene su implantación dentro de sus negocios. Sin embargo, la digitalización no figura entre las cinco prioridades de las empresas españolas con menos de 500 empleados. Una situación que se agrava en ellos al ser un sector en el que solo un 14% de los negocios tienen previstos planes de digitalización, según un informe elaborado por Vodafone España.


TIC y empresa


Ahora el estudio Estados de la transformación digital en pymes y autónomos, elaborado por la asociación eAPyme y de la escuela de negocios Esade, busca conocer las barreras que impiden a las pequeñas y medianas empresas de cinco sectores diferentes a dar este paso, al mismo tiempo que averigua qué alicientes encuentran a la hora de darlo o las razones por las que desearían hacerlo.

Las ventajas de invertir en nuevas tecnologías las conocen de sobra. Las mayores motivaciones, tanto en pymes como autónomos, son internas y están relacionadas con sus clientes y el mercado, con su marca y su comunicación, y con su propio uso, como herramientas de colaboración con terceros, de integración vertical y estratégica.

Consideran que la integración de las nuevas tecnologías en sus negocios no solo mejoraría y facilitaría su trabajo, sino que también agilizaría sus procesos y operativas diarias, por lo que favorecería su productividad y trazabilidad. Este punto es importante para todos los sectores, pero lo es aún más en el caso de la logística y la industria alimentaria, que ven a diario como la automatización de determinados procesos podría dar un cambio radical a sus empresas.

En cuanto a los clientes, los encuestados afirmaron que las nuevas tecnologías pueden ayudar a su relación, ya que consideran que promueven una comunicación más directa y rápida, y aportan un mayor conocimiento del mercado, de sus segmentos y de su valor potencial. Asimismo, reconocen el valor que añade a su imagen de marca, reputación, posicionamiento y visibilidad.

Obstáculos para las pymes

Pero a pesar de tener bien aprendida la lección de los beneficios que podría conllevarles una apuesta en firme por las nuevas tecnologías siguen sin hacerlo, ¿por qué?

Entre los aspectos que las frenan a dar el salto definitivo hacia la digitalización se encuentran la oferta, los costes y las necesidades internas de personal y de formación. Según las pymes y autónomos consultados estas dificultades vienen motivadas por la abundante oferta de soluciones existentes, ya que según indican no siempre se adaptan a sus necesidades.

Además, señalan la falta de recursos económicos y de personal como otro factor que incide en el proceso de implementación. En este sentido, para revertirlos afirman que son necesarias las ayudas públicas tanto para la adquisición y mantenimiento de las nuevas tecnologías como para los aspectos relativos a la formación en competencias digitales de sus empleados.

Otro de los problemas a los que achacan su inactividad en el terreno de la digitalización es la falta de conectividad y de cobertura que, aunque parezca mentira, muchas empresas sufren en algunas de las áreas en las que operan.

Sello de Excelencia Europea EFQM 500
Página oficial de Santander Advance en Linkedin
Canal oficial de Santander Advance en Twitter
Página oficial de Banco Santander España en Facebook
Canal oficial de Banco Santander en Youtube
Cuenta oficial de Banco Santander España en Instagram