Santander

11/10/2017

Las pymes industriales, motor de empleo en Guipúzcoa

Las pymes industriales, motor de empleo en Guipúzcoa

A principios de año, y gracias al Informe Laboral Euskadi 2016 elaborado por la Universidad pública del País Vasco (UPV), conocíamos que el sector industrial había alcanzado en la región cifras previas a la crisis y que ya suponía el 23% del empleo total, tras aumentar 23.000 trabajadores en 2016.


Administración pyme


Ahora podemos saber, esta vez gracias a un estudio realizado por Deusto Bussines School, la Fundación Antonio Aranzabal y la Asociación de la Empresa Familiar de Euskadi, que las pequeñas y medianas empresas de Guipúzcoa tienen mucho que decir  sobre esta noticia. Según este informe, financiado por la Diputación foral, las pymes de este territorio generaron durante 2016 más de 31.500 puestos de trabajo, lo que supone prácticamente la mitad del empleo total de la industria guipuzcoana.

El documento afirma que existen más de 900 pymes industriales, cuya facturación superó los 7.000 millones de euros el pasado año, y que la mayoría de las empresas se encuentran consolidadas, ya que el 53% de ellas operan en este territorio desde hace más de 25 años. Además, el 54% exporta fuera de España.

La media del 65% de las organizaciones es de 32 empleados y su facturación promedio es de seis millones de euros al año. Se tratan de empresas familiares cuya propiedad y gestión se encuentra en manos de la segunda generación de la familia, por lo que la mayoría ya ha superado el complicado proceso sucesorio, un momento en el que según varios informes las pymes corren un alto peligro de desaparecer.

El impacto de las pymes industriales

El estudio también recoge que el 62% de las pequeñas y medianas empresas industriales de Guipúzcoa tienen un impacto medio alto en el territorio y que el 20% tienen un impacto alto. Según un comunicado de los autores estos datos permiten concluir que el 82% de las pymes “son grandes generadoras de actividad y riqueza y, por tanto, contribuyen de forma intensa al desarrollo económico y social del territorio”.

Muestra de ello, es que según la declaración de los autores, el 42% compran en el territorio y el 37% venden también dentro de él, unas cifras que representan un saldo exportador positivo. Por otro lado, un dato también positivo es que el 50% de estas empresas ha consolidado en el mercado un producto o marca propios.

El hecho de ser poseedoras de tan buen balance provoca uno de los principales riesgos para mantener estas empresas: las ofertas de compra. De hecho,  durante la presentación del estudio en el campus de Donostia de la universidad de Deusto, Ainhoa Aizpuru, diputada de Promoción Económica afirmó que muchas de estas pymes están bajo la lupa de inversores extranjeros, quienes las consideran muy atractivas. Este reto se suma a otras complicaciones, como la pérdida de cuota de mercado y clientes, los problemas de dimensión y la sucesión.

Además de generadoras de empleo, el informe reconoce la fuerte implicación social de estas empresas al destinar de media 5.850 euros anuales a acciones sociales. Por otro lado, su gasto en I+D del 25% es superior al 3% de las ventas, lo que las sitúa por encima de la media de España, cuantifica en el 2%.

Sello de Excelencia Europea EFQM 500
Página oficial de Santander Advance en Linkedin
Canal oficial de Santander Advance en Twitter
Cuenta oficial de Banco Santander España en Google+
Página oficial de Banco Santander España en Facebook
Canal oficial de Banco Santander en Youtube