Santander

20/06/2017

Empresas y ‘compliance’ deben ir de la mano

Empresas y compliance deben ir de la mano

La reciente publicación de la norma UNE 19601, que establece los requisitos para sistemas de gestión de cumplimiento normativo penal, ha puesto nuevamente de actualidad la relevancia de la implantación del compliance en la empresa española.


Administración pyme


En julio de 2015 entró en vigor la reforma del Código Penal que exime a las empresas de responsabilidad penal en caso de que en su organización se haya cometido un delito si estas cuentan con un programa de prevención o compliance penal. Desde entonces, la necesidad de introducir este tipo de planes en las empresas ha estado a la orden del día, aunque según apuntan los estudios al respecto, todavía son pocas las pymes que han implantado estos esquemas.

“La principal virtud de los programas de cumplimiento es su capacidad para prevenir delitos”, explicaba recientemente Antonio del Moral, Magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, en unas jornadas sobre Compliance Penal y la norma UNE 19601. Del Moral se mostró convencido de que “la vía penal asusta por una cuestión de imagen, y por eso es efectivo el cumplimiento normativo”. Por su parte, el Magistrado de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, Rafael Fernández Valverde, consideró que el concepto de la responsabilidad penal de  las personas jurídicas es “algo realmente novedoso y ha venido para quedarse”.

Para Eloy Velasco, Magistrado de la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional, existen cuatro razones principales por las cuales es muy importante que las empresas adopten un plan de prevención de riesgos: “En primer lugar, porque quien asume un plan está asumiendo implícitamente ética, valores y transparencia. En segundo lugar, el que tiene un plan es porque pretende durar en el tiempo, no se trata de una empresa instrumental. La tercera razón es porque supone una estandarización, un lenguaje común para aquellas empresas que quieren trabajaren común en un mercado global. Finalmente, supone un compromiso de calidad”.

Como clave para contar con un bien plan de cumplimiento normativo, el magistrado recomendó que estos deben ser confeccionados de manera personalizada: “Hay que huir del corta y pega, cada empresa es singular y única”.

Norma UNE 19601

El otro tema principal de las jornadas fue la recientemente aprobada norma UNE 19601, o lo que es lo mismo, la certificación que establece los requisitos para implantar un sistema de gestión de compliance penal que permita prevenir la comisión de delitos y reducir el riesgo penal en las organizaciones, así como favorecer una cultura ética y de cumplimiento. Según Jose Ramón Navarro, Presidente de la Audiencia Nacional, “la propia existencia de un certificado de prestigio es importante para los jueces, y debería bastar para cambiar la carga de la prueba a la parte acusadora”.

En definitiva esta certificación, que tendrá una duración de tres años y el cumplimiento de sus requisitos por parte de la empresa deberá ser auditado anualmente, no implica la exoneración o atenuación de forma automática de la responsabilidad penal de la persona jurídica, pero sí puede ser de utilidad para acreditar que esa persona jurídica empleó las mejores prácticas para intentar prevenir la comisión de delitos en su organización.

En el caso de la responsabilidad civil, los ejecutivos también necesitan poner medios para proteger el patrimonio personal ante posibles reclamaciones que puedan recibir por el desempeño de su labor. Para ello pueden contratar el seguro de Responsabilidad Civil Consejeros y Directivos que forma parte de la oferta de protección de Banco Santander.

Sello de Excelencia Europea EFQM 500
Página oficial de Santander Advance en Linkedin
Canal oficial de Santander Advance en Twitter
Cuenta oficial de Banco Santander España en Google+
Página oficial de Banco Santander España en Facebook
Canal oficial de Banco Santander en Youtube